Yemayá

Yemayá o Jemanja es la orishá del pueblo Egba, divinidad de la fertilidad de la mitología yoruba, originalmente asociada al mar.
Yemayá fue la primera deidad del Universo, y representa la fertilidad, la purificación, la maternidad y el origen de la vida, sintetizada en el agua salada de los mares.
Es la madre de todos los seres vivos y la reina del amor por excelencia, además de la dueña de los 7 mares.

Su palabra y la de Obatalá es igual de sagrada para los seguidores de la religión yoruba. Se dice que domina la madre naturaleza y la creatividad. Posee una carga de femeneidad enorme y se acude a ella cuando las mujeres presentan problemas en el embarazo.
Se le atribuyen cualidades similares a las de la Luna.

Es la reina de los mares por su gran capacidad para los milagros y por su misericordia.
Es similar a la Virgen de la regla en la religión Cristiana como patrona de los marineros.
Los órganos del cuerpo sobre los cuales ejerce influencia son: glúteos, útero, hígado y pecho.

Los seguidores de la religión yoruba, como señal de respeto hacia su madre, deben tocar el suelo y luego besarse la yema de los dedos como saludos y obediencia ante ella.
En cuanto a su simbología se le asocia con: el sol, un ancla, una estrella, el salvavidas, dos remos, un barco, una estrella, siete manillas de plata y una llave.

Se le rinde culto en Abeokuta, ciudad nigeriana cerca del río de Ogún, después de haber sucedido algunas migraciones forzadas y sus devotos se vieron obligados a asentarse en las cercanías del río Ogún, no solo en África es adorada, sino también en Suramérica, Estados Unidos y el Caribe. Se dice que se manifiesta a través de trances o posesiones.

Se dice que su diminutivo Jana está muy vinculado a la mitología Asturiana o Leonesa conectado con los Xanas que son personajes muy conocidos de esta mitología. Los Xanas son una especie de ninfas o hadas, que poseen una belleza sin igual, y que habitan en los ríos, cascadas, bosques y fuentes de aguas cristalinas
La denominación Jana se refiere a dueño o dueña, señor o señora, propietario o propietaria, lo que se traduce entonces como dueña, señora y propietaria de las aguas.

Abundia

Su nombre significa abundancia, fortuna y prosperidad. También es conocida como Sra. Fortuna, Diosa Fortuna o Ángel Abundia.
Es considerada protectora de los ahorros, las inversiones y las riquezas. Nos ayuda a salir de la conciencia de pobreza, de la escasez, y a entrar en una fase de aceptación, paz y alegría.
Muchos siglos atrás la imagen de Abundantia adornaba las monedas romanas.


Generalmene es representada como una hermosa mujer ataviada de verde, con su largo cabello rubio suelto, y sosteniendo entre sus manos un cuerno de la abundancia, del cual caen monedas de oro, y en ocasiones frutas y flores.
Recurrimos a Ella para solicitar abundancia (material y espiritual), buena fortuna, mejoras en las inversiones y negocios, venta de bienes inmuebles y protección de las actividades comerciales y del hogar.

En la mitología romana era quien traía el dinero, la buena fortuna y proveía de cereales a las personas en sus hogares mientras dormían, dejando caer sus regalos al agitar la cornucopia que siempre llevaba consigo.
En la mitología escandinava se llamaba Fulla, la primera y favorita asistenta de Frigg ( esposa de Odín y Diosa del cielo). Ella cargaba con los objetos de valor de Frigg y también actuaba como su intermediaria, realizando favores para los mortales que invocaban a la Diosa en busca de su ayuda.

Su dia es el viernes y su número el 9, número de la abundancia, por lo cual se le ofrecen muchas novenas ( nueve velas) para obtener sus favores. También se trabaja con ella en fase de Luna Creciente o llena.
Su color es el dorado, y se le pueden hacer ofrendas tales como Pirita, monedas y billetes, incienso de oro, aceite esencial de canela o velas doradas entre otras.
Se recomienda poner una figura de Abundia en la entrada de nuestro hogar o negocio. En Feng Shui, se colocará en la zona de prosperidad y abundancia de nuestro hogar o negocio indicada por el mapa Bagua.

Temis

La Dama de la Justicia, esta asociada al sistema legal y a los principios de igualdad y justicia.
Es una de las alegorías mas conocidas en el mundo, y es una mezcla entre los símbolos que caracterizan tanto a la Diosa griega Temis de la divina justicia, y la Diosa romana Lustitia.

En la mitología griega Temis representa la justicia y la equidad. Suele ir representada con la balanza y la espada, y en la mayoría de las ocasiones con los ojos vendados.
Es considerada la encarnación del orden divino, las leyes y las costumbres.

Representada como una mujer impasible, con los ojos vendados y llevando una balanza y una cornucopia, la imagen esculpida a la entrada de los juzgados es la de su equivalente romana Lustitia ( justicia), y está sobre un león para señalar que la justicia debe estar acompañada de la fuerza.

La balanza representa la justicia moderna, donde la Dama de la Justicia balancea cuidadosamente los pesos de cada lado. En ella suelen figurar elementos que se contrarrestan como una paloma y el signo de Géminis. La paloma representaría las demandas justas y Géminis representaría las demandas de muchas personas o testigos que dan informaciones no muy claras.

La espada representa la ejecución de las medidas.

La venda en los ojos representa las decisiones objetivas e imparciales sin influencias de riqueza, política, fama o infamias.

Temis también es conocida como la Diosa de las profecías , de los juramentos y de la ley divina. También por imponer el orden en el mundo natural. El orden sobre la naturaleza y la humanidad era su papel en el Universo, por lo cual desde reyes hasta campesinos humildes buscaban su consejo.

Lakshmi

Lakshmi, es la Diosa Hindú que simboliza la abundancia y prosperidad, tanto material como espiritual. Su nombre proviene de la palabra sánscrita ¨ Laksme¨, que significa meta, por lo tanto, la Diosa Lakshmi representa el propósito de la vida en todos sus aspectos.

Suele ir ataviada con un sari rojo, color que simboliza la actividad creativa, con bordados de oro que indican plenitud y riqueza. aparece sentada sobre una flor de loto, y ésta posición significa ¨ Vive en este mundo, pero no dejes que el mundo te posea¨.

Los dos (o cuatro) elefantes blancos que la flanquean representan pureza y sabiduría en todas las direcciones: norte, sur, este y oeste. Cada una de sus manos, representa el Dharma ( deber ), el Artha ( abundancia material ), el Kama ( deseo ), y el Moksha ( salvación).
De una de sus manos siempre brotan cascadas de monedas de oro, apelando a la riqueza material y espiritual que siempre distribuye a sus devotos.

Sus símbolos son el loto, el arroz, monedas y las hojas de albahaca. Lakshmi trae amor a quien la glorifica, y también pone un extra en el bolsillo para ayudar en el camino sobre el mundo. Es una energía de prosperidad, encarnación de la belleza, gracia y encanto.
Su mantra es la Diosa en sonido. Repetir su vibración estimula tu intención para invocarla a ella y a todo lo que representa. Normalmente se le representa con su pareja Vishnú, el conquistador de la oscuridad y sobre la flor de loto.

Shiva

Según la cultura hindú, Shiva es considerado el Dios de la naturaleza y del misterio, y se cree que es el que domina todos los elementos y las fuerzas sobrenaturales y desconocidas del universo. Es el tercer Dios de la trinidad hindú (Trimurti). En la meditación, es llamado el padre del Tantra y del Yoga.
Shiva posee tres ojos, uno de ellos en medio de su frente, y tienen la capacidad de ver el pasado, el presente y el futuro. Su piel es de color azul grisáceo y se cree que se debe a que consumió veneno generado para crear un elíxir de inmortalidad.
La luna en cuarto creciente que lleva en su frente, representa la división del tiempo en meses, y la serpiente que lleva alrededor de su cuello, representa la división de tiempo en años.
También lleva un collar de calaveras, que representa el ciclo de extinción y generación de las razas en la humanidad.
Su cabello enredado, representa su dominio sobre el viento, y el río Ganges fluyendo por su cabello, la purificación de los humanos y de sus pecados. Las tres líneas en su frente, representan nuestro ciclo de vida: nacer, crecer, morir.
Shiva es considerado el Dios del caos, debido a su carácter impredecible. Se dice que este Dios, destruye para volver a crear, y da muerte para volver a dar vida, pero en el sentido de destruir lo que está mal, para volver a crear algo puro.
Según sus creyentes, este Dios tiene el control de la creación, mantenimiento y destrucción, que son las funciones básicas del equilibrio del Universo.
A orillas del río Ganges, se encuentra una enorme estatua de Shiva, con los ojos cerrados, las piernas cruzadas y sus manos unidas a la altura de la ingle, representando su estado de meditación profundo.
Las cinco estatuas mas representativas de Shiva en la India, son la de Shivagiri, de 25 mts de altura en el estado de Kamataka, la estatua de Murudeshwara, con 37 mts. de altura en la Costa del mar Arábigo, la estatua del lago sur Sagar, con 36 mts. de altura, ubicada en el lago Sagar, la estatua de Has-Ki-Paur, en Haridwar, a orillas del Ganges, y la estatua de Namchi, con 32 mts de altura, en la ciudad de Namchi.